Bicicletas para la montaña

Para andar en dos ruedas transitando caminos polvorientos o por trochas y senderos montañosos, hay que tener una bicicleta apta para sobrevivir en cualquier terreno. Quienes gustan de las cosas difíciles, y hacer ejercicio al aire libre, deben contar con un tipo de bicicleta de alto rendimiento, mucho aguante y una gran adaptación a las irregularidades que se puedan presentar.

Fue en los años 70 del siglo XX, cuando la industria comenzó a innovar en relación con las bicicletas montañeras. Su estructura necesariamente debe ser muy fuerte porque necesitan resistir los golpes y maltratos de un pasajero muy exigente.

Hay cuatro variedades:

  • Primero, las bicicletas sin suspensión, sobre las cuales el conductor pasa gran parte del recorrido casi de pie sobre los pedales.
  • Un segundo modelo es el que tiene la rueda trasera rígida, y la delantera con amortiguamiento, ello facilita un desplazamiento menos agotador y acrobático.
  • El tercer tipo de bicicleta para montaña es aquella que posee un cuadro pequeño con un amortiguador de corto recorrido en la rueda trasera, y uno más largo en la horquilla. Ello hace que se pueda conducir más, manteniéndose el conductor sentado, sin recibir mucho maltrato.
  • Finalmente, hay bicicletas montañeras con suspensión total y amortiguadores largos, de manera de absorber al máximo las irregularidades del terreno.

Los cauchos de estos vehículos son pequeños, para que el recorrido sea más corto y se aproveche mejor el esfuerzo del pedaleo, porque el objetivo no es la velocidad sino el agarre, y la posibilidad de sortear escollos reales como zanjas, peñascos, troncos de árboles, etc.

Hay deportistas a quienes simplemente les gustan los caminos con vericuetos, y otros que aman las acrobacias en territorios escarpados.

Por eso, espacios como San Francisco en Valparaiso,San Lomazo en Antofagasta, en la región de General Bernardo O’Higgins, el Punta Cutipa en Arica; e, incluso en las haciendas dentro de la región metropolitana, resultan un atractivo inconmensurable para los amantes de estas travesías sobre ruedas.